save-energy_02

Ahorrar energía es simplemente reducir el consumo consiguiendo los mismos resultados que gastando más. Sin embargo, disminuir el gasto de energía trae muchos beneficios, como ahorrar dinero y proteger el medio ambiente.

1) Revisa la temperatura de la calefacción. Hay que tener en cuenta que en invierno, una temperatura de entre 19ºC y 21ºC, es suficiente para la mayoría.

2) Mantén abiertas las cortinas de tu casa durante el día para aprovechar la luz del sol y que ésta caliente tu hogar. Gastarás menos en calefacción y energía.

3) Si vas a salir durante muchas horas o al dormir por la noche, es más económico apagar la calefacción y volver a encenderla al regresar o despertar, que mantenerla encendida.

4) Haz un buen mantenimiento de los sistemas de calefacción de tu hogar una vez al año para garantizar su correcto funcionamiento.

5) Si es posible es mejor implementar un sistema de calefacción central que individuales e independientes, es mucho más eficiente.

6) Revisa si existen escapes de aire.  Para hacer un chequeo enciende una vela en un día de mucho viento y colócala junto a ventanas, puertas, enchufes e interruptores y fíjate si la llama se mueve más de lo normal.

7) Si subes un grado la temperatura del refrigerador, puedes generar un ahorro de hasta 5% en energía eléctrica.

8) Ten cuidado con los extractores de aire de la cocina o el baño, ya que en una hora éstos pueden sacar el aire frío o caliente de toda una casa. Apágalos una vez usados.

9) Apaga luces y aparatos eléctricos como televisores, reproductores de DVD o computadoras que no estés usando.

10) Si es posible, no enciendas lámparas durante el día. Aprovecha al máximo la luz natural.

11) Pinta de colores claros los lugares de trabajo más usados dentro de tu casa como la cocina, el baño, sala de estudio o escritorio, pues tienen más iluminación.

www.feyro.com

Advertisements