1012922_585206458237755_1829680208_n

La forma de instalación más común suele ser encastrarlo en un techo falso, aunque no sea la forma mas sencilla. El sistema de instalación va a depender del tipo de foco empleado, siendo los mas comunes los empotrados o los sujetos a una carril.

Si se opta por la primera solución se deberá tener en cuenta que los de 220 voltios instalados en un falso techo producen mucho calor, entonces hay que situarlos en lugares ventilados, con un hueco lo suficientemente profundo como para evitar la transmisión del calor.

Con la ayuda de un taladro provisto de una corona hacé un agujero en el lugar elegido para colocar el halógeno. Es importante tener en cuenta que el taladro debe de estar en una posición perpendicular y utilizar una velocidad lenta a la hora de realizar los agujeros.

Fuente: 3M

www.feyro.com

Advertisements